Ansiedad ante los exámenes

En estas fechas, rozando ya el final de curso, nos encontramos con los temidos exámenes.

Estas pruebas nos generan inquietud a todos los estudiantes, pero en algunas ocasiones esta inquietud se convierte en un problema más grave que nos  produce un malestar significativo o nos incapacita para enfrentarnos a ellas.

La ansiedad elevada ante los exámenes consiste en una serie de reacciones emocionales negativas que algunos alumnos sienten ante las evaluaciones. Puede ser normal cuando nos moviliza hacia nuestros objetivos, pero cuando se da a niveles muy elevados, puede interferir seriamente en la vida de la persona y obstaculizar el avance hacia las metas.

La ansiedad puede ser anticipatoria cuando el sentimiento de malestar se produce a la hora de ponerse a estudiar o al pensar en qué pasará en el examen, o situacional si ésta acontece durante la propia prueba. “En la mayoría de los casos, existe un agente real o percibido que activa la ansiedad.

Manifestaciones de la ansiedad ante lo exámenes:

SISTEMA AUTÓNOMO

  • Taquicardia/ dolor de cabeza
  • Sudoración/trastornos del sueño
  • Palidez/ pérdida de apetito
  • Sensación de mareo
  • Ganas frecuentes de orinar
  • Náuseas y vómitos
  • Dolor abdominal
  • Diarreas

SISTEMA COGNITIVO

  • Anticipación de consecuencias negativas asociadas al examen:
    • Castigo o reprimenda por parte de padres y profesores
    • Burlas de los compañeros
    • No alcanzar sus expectativas o las de los demás, miedo a no ser capaz y ser menos que los demás
  • Evaluación negativa de las propias capacidades (pensamientos negativos relativos al rendimiento deficiente)
  • Dificultades para concentrarse, confusión, dificultad para controlar las preocupaciones, quedarse en blanco.

SISTEMA MOTOR

  • Tensión muscular elevada
  • Temblores
  • En el caso de los niños pueden intentar evitar la escuela a través de medios como:
    • quejas de síntomas físicos
    • conducta negativista

¿A quién afecta?

Los estudios estiman que entre un 15 y un 25% de los estudiantes españoles sufren ansiedad ante los exámenes. Es frecuente que personas con fobia social o trastorno de ansiedad generalizada sufran también problemas de ansiedad de evaluación y ansiedad ante los exámenes.

¿Cómo se origina?

Existen diversos factores que pueden facilitar la aparición de este problema. Entre ellos podemos destacar:

  • Por una mala experiencia anterior o se puede estar pensando en exámenes anteriores de otros compañeros o en las consecuencias negativas que acarrea salir mal en el examen, etc.”,
  • Falta de preparación para la evaluación. Cuando esto sucede puede ser que errores en la distribución del tiempo, malos hábitos de estudio o un “atracón” de lectura la noche anteriorincrementen considerablemente la ansiedad.
  • En el caso de niños y adolescentes e incluso jóvenes universitarios, puede ser por expectativas demasiado elevadas de los padres.
  • Reforzar sólo el resultado positivo y castigar el resultado negativo sin tener en cuenta el proceso.
  • Comparación con el rendimiento de los compañeros.
  • Reacciones negativas ante experiencias de bajo rendimiento (reproches, castigos, burlas…).

¿Cómo se mantiene el problema?

Cuando el estudiante ya ha desarrollado ansiedad ante los exámenes la proximidad de la prueba hace que se anticipe el fracaso y las consecuencias de este. En este momento se disparan las preocupaciones y los síntomas que le acompañan. De esto modo la persona se centra en la parte negativa (dificultad de la materia, falta de confianza, fracasos anteriores…) y anticipa que va a salir mal. Probablemente intente estudiar más horas, pero las preocupaciones interfieren significativamente en su nivel de concentración. Si además de esto el estudiante no tiene un buen método de estudio, la interferencia de la ansiedad será aún mayor.

El miedo anticipatorio y el malestar que conllevan pueden provocar que la persona incluso decida no presentarse al examen, cosa que a la larga mantiene aún más el problema.

Una vez en el examen las ideas negativas sobre el fracaso, la falta de capacidad… influyen en la atención durante la prueba y por tanto influirá en el rendimiento.

No siempre la ansiedad dará como resultado una mala nota, pero la experiencia sufrida será bastante desagradable y al terminar la prueba nos sentiremos agotados.

Si finalmente la nota es menor de la esperada, el círculo vicioso se cierra, ya que tomaremos como prueba de nuestro fracaso este rendimiento insuficiente.

Consejos para reducir la ansiedad antes del examen:

  • Tener un buen plan de estudio: Programar el tiempo de estudio en casa y aprender unas buenas técnicas de estudio. Es la mejor manera de trabajar día a día y evitar los atracones de última hora.
  • Organizar los repasos de modo que nada se quede en el olvido.
  • Establecer metas de estudio y afrontarlas paso a paso para no saturarse.
  • No dedicar la noche antes del examen a empollar, ni en los últimos días ya que:
    • No recordarás la mayor parte de lo que has estudiado.
    • Se te confundirán las ideas y estarás poco perspicaz.
    • Estarás física y psíquicamente cansado durante el examen.
  • Infórmate lo más pronto posible sobre las características y tipo de examen.
  • Repasa tu material como apuntes, esquemas, resúmenes, etc.
  • Deja preparado todo el material necesario para el examen antes de irte a dormir.
  • Procura hacer deporte o algún tipo de ejercicio físico. Hará que te olvides de ello, además de sentirte mejor.
  • Trata de relajarte con alguna actividad placentera o con las siguientes técnicas: respiración abdominal y    relajación muscular (tensar y relajar los diferentes grupos musculares).
  • Realizar alguna simulación de examen.
  • Es fundamental, habiendo preparado el material de estudio, no evitar la situación de examen.
  • Premiar el proceso, no el resultado.
  • Restarle importancia al resultado del examen, no pasa nada por suspender si me he esforzado. Lo esencial es la actitud y no debemos, nunca, castigar el esfuerzo.
  • Pedir asesoramiento profesional si la ansiedad genera un gran malestar e interfiere en la rutina académica de una manera significativa.

 

Rosi palencia, psicóloga sanitaria

palencia&acevedo psicólogos

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s